Frontera interoperable: Oportunidad de eficiencia

Jesus Pastran - ATEB


La Coalición de Pagos Empresariales, mejor conocida como BPC por sus siglas en inglés (Business Payment Coalition) es un grupo voluntario de organizaciones y personas que trabajan conjuntamente para promover una mayor adopción de pagos electrónicos de negocio a negocio (B2B), datos de remesas y facturación. El objetivo de la coalición es aumentar la eficiencia de las transacciones B2B en los procesos de compra a pago (Purchase 2 Payment) y de pedido a efectivo (Order 2 Cash).

La BPC está llevando a cabo un proyecto de facturación electrónica desde hace un par de años para identificar, diseñar y adoptar un marco de interoperabilidad de facturas electrónicas (e-Invoice) para el mercado estadounidense.

Al día de hoy, el trabajo realizado se enfoca en la publicación de algunos documentos y la generación de estándares de factura electrónica acorde a las necesidades de las empresas norteamericanas.

Con este objetivo se han conformado grupos de trabajo para evaluar la viabilidad y elaborar propuestas para un estándar "semántico" de factura electrónica y además, un marco genérico para la interoperabilidad técnica entre los distintos participantes que operan con una factura electrónica.

Algunos miembros de la Asociación Latinoamericana de Proveedores Autorizados de Certificación (ALATIPAC), participamos en las reuniones y la definición de los estándares, con el objetivo de coadyuvar en la interoperabilidad entre modelos, dada la enorme relación comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

Adicionalmente, es deseable aprovechar lo aprendido en las implementaciones que se han realizado en todos los corporativos norteamericanos que tienen operaciones en México y Latinoamérica, al aprovechar las inversiones realizadas por estas empresas agregando únicamente el nuevo formato a lo ya existente, con lo cual se lograría una adopción rápida y eficiente de este modelo en toda la parte norte del continente.

Considero que es una oportunidad para aprovechar los documentos electrónicos por parte de las entidades de gobierno de los tres paises, sobre todo en las operaciones transfronterizas, al permitir verificar la autenticidad e integridad de las facturas, en cualquiera de los tres paises que conforman el TLCAN, que será renovado en un futuro cercano.

La eficiencia en los procesos de aduana, cumplimiento de regulación, procesamiento y autorización, además del pago, permitirán ahorros considerables en los 3 paises a todos los participantes del ecosistema.

El modelo que se ha definido permite la coexistencia de diversos estándares, como XML, UBL y EDI, para lograr una adopción de la factura electrónica en toda la cadena comercial, no solamente en los grandes corporativos y sus proveedores, como sucede hoy con los marketplacesy el intercambio electrónico de datos. A diferencia de estos modelos, la propuesta no obliga a un cliente a conectarse a decenas de portales o proveedores de EDI, simplemente se entrega la información en el estándar del que se trate, y los operadores tecnológicos, se hacen cargo de la traducción, conversión y gestionan la entrega del documento, hasta la empresa que debe recibirlo, independientemente de si está conectado a ese operador o a otro. Este modelo de interoperabilidad evita las objeciones comunes que se dan cuando se quiere obligar a alguien a conectarse a diferentes sitios con un costo adicional por cada uno.

Aún falta un poco de camino para poder concluir las definiciones pero estamos trabajando para concluir con las mismas en este año 2019, para poder evitar las capturas y recapturas de información de facturas, tal como lo hemos hecho en México desde hacia varios años.