lunes, 27 de marzo de 2017

Teletrabajo


Por: Gil Ramírez – Pegaso

El empoderamiento de las TIC en la práctica laboral de las empresas mexicanas.


A manera de preámbulo, pensemos en las diferentes complicaciones que se han presentado en meses recientes en la CDMX, específicamente las referidas a las frecuentes marchas y la implementación de nuevas reglas de movilidad por citar algunas de ellas. Ante esto se hace necesario que las empresas puedan mirar hacia nuevas formas de hacer las cosas aprovechando los beneficios que la implementación de las TIC pudiera generar valiéndose de diversas ventajas.

Una de estas áreas de oportunidad ante las complicaciones enunciadas es el Teletrabajo o Trabajo a distancia. A la fecha estoy convencido que esta opción representa una ventaja para las empresas que puedan dentro de sus procesos operativos, determinar que algunos de sus empleados cuenten con la posibilidad de realizar el trabajo desde casa con la utilización de las TIC (una conexión a Internet, correo electrónico, mensajería instantánea etc.), y que estos trabajos se desarrollen bajo proyectos que le permitan al patrón hacer una evaluación del desempeño del Teletrabajador, basándose en sus resultados o bien revisando el avance que éste ha venido teniendo.

Me parece que el Telecontrato como todo proceso necesita un tiempo de maduración. Basta recordar la experiencia en el uso de la FIEL, pues esta tuvo un momento en la que progresivamente se comenzó a usar hasta llegar finalmente a su implementación para la celebración de un sinnúmero de actos y su conocida evolución. De igual forma considero que está sucediendo con el Telecontrato, pues me he encontrado un aspecto negativo derivado de la actual cultura empresarial, la cual no se hace el espacio necesario para reflexionar sobre su uso y los beneficios que pudiera arrojar, es decir, aun observan riesgos en su aplicación, pero en la medida de que la misma avance podríamos observar la forma en que evoluciona, así como su codificación para una debida regulación en nuestra LFT.

Si no damos cabida a estas formas de realizar el trabajo con ayuda de las TIC, no tendremos hechos concretos que exponer como motivos fundamentales que permitan su inclusión en nuestra legislación laboral, sé que la codificación implica considerar situaciones como los riesgos de trabajo y otras cuestiones de importancia, pero se debe de aprovechar el uso continuo y cada vez más inminente de los avances tecnológicos que tenemos a nuestra disposición. No se trata simplemente de lo que genéricamente se conoce como “home office”, ya que esto es un estrato superior con el cual se busca aumentar la productividad en las empresas, diversificar servicios, mejorar tanto  la gestión del trabajo como de la organización y el ahorro de tiempo entre otros.

No únicamente veamos al Teletrabajo como una herramienta que pueda auxiliar a solucionar cuestiones de contaminación ambiental, contribuir a una mejor movilidad en la ciudad y los demás beneficios que se han enunciado, también consideremos que la forma de hacer las cosas siempre sufren una evolución y que para el caso muchas de ellas vinculadas con la tecnología.

martes, 21 de marzo de 2017

Repatriación de capitales

Por: Stefania Cervantes – Ekomercio



El 18 de enero se publicó en el Diario Oficial de la Federación un Decreto que otorga diversas facilidades administrativas en materia de ISR, relativas a los depósitos o inversiones que se reciban en México.


Esta facilidad administrativa aplica a las personas físicas y morales residentes en México y las residentes en el extranjero con establecimiento permanente en el país que retornen sus ingresos o inversiones mantenidos en el extranjero a nuestro país.

Estos ingresos pueden ser aquellos gravados provenientes de actividades lícitas de inversiones directas e indirectas a través de entidades o figuras jurídicas extranjeras, los sujetos a regímenes fiscales preferentes o aquellos que se obtengan a través de entidades o figuras jurídicas extranjeras transparentes fiscales en el extranjero.

La condición para obtener esta facilidad administrativa es que dichas inversiones e ingresos sean retornados al país durante los próximos 6 meses y ser invertidos en territorio nacional por un plazo mínimo de dos años. El monto total de las inversiones no podrá ser disminuido durante este periodo.

Al monto total de los recursos retornados al país, y que se hubieran mantenido en el extranjero antes del primero de enero del 2017, se le aplicará una tasa preferencial de 8%, sin deducción alguna, para efectos de determinar el impuesto correspondiente. 

Cabe mencionar que normalmente se considera un 35% para las personas físicas y un 30% para las personas morales.

El impuesto que resulte a pagar se debe de enterar dentro de los 15 días naturales posteriores a la fecha en que los ingresos sean depositados en una institución de crédito o casa de bolsa del país. 

Los contribuyentes podrán acreditar el Impuesto Sobre la Renta que hayan pagado en el extranjero en los términos del artículo 5 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, sin que, en ningún caso, el monto de dicho impuesto acreditable exceda de la cantidad del impuesto sobre la renta que les corresponda pagar por el total de los recursos que se retornen al país.

Recuerda que si quieres aprovechar esta facilidad deberás de llevar a cabo el retorno de tus recursos a través de instituciones de crédito o casas de bolsa constituidas en México y entidades constituidas fuera del país que presten servicios financieros.

De igual manera deberás de conservar como parte de tu contabilidad la documentación que compruebe que los recursos se recibieron del extranjero, que se efectuó el pago del impuesto de acuerdo a los términos previstos en el Decreto, así como la declaración del pago del impuesto correspondiente.

Si eres una persona moral no se te olvide calcular la utilidad fiscal correspondiente al monto total de los recursos repatriados disminuyendo el impuesto pagado. A esta utilidad fiscal la podrás considerar para determinar la renta gravable de base para la PTU.

No olvides de consultar el decreto en el DOF y en caso de considerar el retorno de tus inversiones al país, reunir todos los requisitos que nos pide la autoridad. Recuerda que tenemos poco tiempo para disfrutar de esta facilidad.


lunes, 13 de marzo de 2017

Etapas de migración de versiones CFDI y complementos.

Por: Víctor Rodríguez y Jorge Bravo – EDX Solutions



Estimado lector, actualmente estamos viviendo una época de constantes e importantes cambios tecnológicos en la industria mexicana de facturación electrónica, la cual, recordemos, tiene cerca de una década de aplicabilidad en nuestro país, hecho que ha posicionado a México como uno de los máximos impulsores de la citada tecnología. Lo anterior, claro, no sería posible sin el fortalecimiento y modernización de instituciones clave como son el Servicio de Administración Tributaria, el cual, como todos sabemos, es el órgano garante de la recaudación de impuestos en México.


Con este breve introductorio, debemos resaltar que la modernización en dicho campo de facturación electrónica no ha sido sencilla, máxime que las autorizaciones concedidas a los proveedores de facturación electrónica imponen una serie de condicionantes, entre las cuales destacan al día de hoy, la implementación de todos y cada uno de los complementos de CFDI, así como a utilizar el esquema vigente de XML (aún 3.2), pero que en breve será específicamente la versión 3.3, en términos de lo dispuesto por el Anexo 20 de la RMF.

Por lo tanto, con dichas medidas para que los Proveedores Autorizados de Certificación estén en aptitud de certificar cualquier complemento en la versión correcta de XML, se asegura el SAT de eficientar y transparentar la información que transmiten los contribuyentes, generando, por tanto, trazabilidad en los millones de operaciones que se suscitan día con día. 

Tal proceso de modernización en nuestra industria, con la aplicabilidad de los complementos de CFDI y la migración de XML, no es para nada sencillo como se mencionó líneas atrás, pues basta recordar solamente hace unos cuantos años, cuando dicho proceso de migración, y ahora de integración de complementos, simplemente constaba en publicaciones de la RMF, pero que lamentablemente por falta de experiencia o pericia, e incluso falta de supervisión, algunos proveedores de certificación incumplían con las características técnicas de validación para que la información a certificarse fuera la correcta. Este hecho, un tanto penoso, orilló al Servicio de Administración Tributaria a dos temas fundamentales, el primero, a proporcionar una serie de retroalimentaciones a los proveedores, para que éstos, certificaran correctamente los documentos generados y, por otro lado, como fue el caso del complemento de nómina v1.2 y actualmente del de comercio exterior v1.1., se impusiera un proceso administrativo de validación para que, no obstante de que un PAC cuente con autorización vigente para certificar documentos, adicionalmente esté “autorizado” por el SAT para estar en aptitud de timbrar determinados complementos.

Por lo tanto, estimado contribuyente, antes de la salida a un ambiente productivo de cualquier cambio tecnológico que impacte el proceso de certificación, Usted deberá tener en cuenta lo siguiente: 

  1. Es una obligación de los proveedores de certificación.
  2. El SAT publica la información necesaria del esquema, así como el XSLT y las validaciones adicionales. De igual forma, proporciona una Matiz de códigos de error, mensajes estandarizados y batería de pruebas. 
  3. Se disponibiliza un ambiente de pruebas por parte del SAT.
  4. Internamente, cada proveedor desarrolla los cambios tecnológicos necesarios.
  5. Existe una aprobación interna de QA sobre los cambios por aplicar.
  6. Se realizan pruebas de entrega-recepción con el SAT, además de obtener evidencias de entrega.
  7. Generalmente, el PAC proporciona al Contribuyente un ambiente de pruebas sobre los cambios a implementar. 
  8. En su caso, se programa una ventana de mantenimiento, de la cual Usted deberá estar notificado. 
  9. Se informa el resultado de la aplicabilidad de los cambios, mediante caso de aviso.
  10. En su caso, el SAT realizará una publicación sobre la aceptación en cuanto a la migración de dichos cambios, garantizando que el proveedor cumple con la generación y certificación de documentos. 


Finalmente, como habrá podido observar, un cambio de versión o actualización de complementos de CFDI es una tarea bastante importante, pues con la serie de procesos enunciados, se garantiza que usted obtenga la máxima calidad para el cumplimiento de una sencilla, pero ardua labor de naturaleza fiscal y tecnológica.