¿Y Si Aceptamos La Factura?

Jorge López - INTERFACTURA



México ha sido sin lugar a dudas un referente a nivel internacional en temas de tributación digital, siendo su eje rector la factura electrónica, con ello ha logrado consolidar información que cualquier administración tributaria en el mundo debería tener, sin embargo es una realidad que aún existen zonas que reforzar dentro del modelo; por un lado la factura electrónica ha sido fundamental para intercambiar información de negocio, pero por otro lado ha quedado corta para proteger las operaciones comerciales a crédito. El SAT mediante el nuevo esquema de cancelaciones logrado mitigar esta área de oportunidad, sin embargo, es evidente que existen escenarios comerciales que aún se encuentran hasta cierto punto “desprotegidos”.


En este orden de ideas, en la AMEXIPAC hemos analizado la forma como podríamos ofrecer una mayor certeza a los clientes de los Socios AMEXIPAC y creemos que una opción real es la “Aceptación de la Factura” que entregaría los siguientes beneficios:

  • Brindar un mecanismo confiable al contribuyente receptor de un comprobante fiscal para “PROTEGER” la factura, impidiendo su cancelación directa por positiva ficta. 
  • Automatizar procesos de programación de pago donde exista certidumbre de que el estado de una factura no ha sido modificado desde que la misma se admitió para pago, hasta el día en que dicho pago se lleve a cabo. 
  • Asegurar que la factura emitida al contribuyente receptor se encuentra correctamente emitida para él y que no se permite se cancele su comprobante fiscal. 

Otro atractivo beneficio podría ser una implementación segura para la correcta aplicación del nuevo estímulo fiscal en la zona fronteriza norte, ya que éste indica que la prestación del bien o servicio deberá entregarse a contribuyentes localizados dentro de la denominada zona fronteriza norte, pero en ningún momento se identifica dentro del CFDI el domicilio fiscal del contribuyente receptor, por lo que al instrumentar la Aceptación de la Factura, se puede incluir el código postal del receptor y con ello evitar cualquier anomalía en la operación del programa.

Con la Aceptación de la Facturase podrán atenderían diversos cuestionamientos como: ¿Cuántas facturas tienen los contribuyentes en su buzón tributario que no están en algún proceso de pago? o ¿Cuántas facturas están canceladas al momento del pago? Con la Aceptación de la Factura se eliminarían prácticas inapropiadas que en ocasiones vulneran la integridad de los procesos de negocios.

Lo anteriormente descrito está visualizado desde la óptica fiscal, sin embargo, también en la AMEXIPAC estamos convencidos que la Aceptación de la Facturapodrá iniciar el camino a convertir a la factura en un título de crédito,detonando un motor en la economía mexicana debido a que ayudaría a que el financiamiento comercial (estimado en +70% en México) lo dejen de otorgar los proveedores y se pueda migrar al sector financiero. Esta situación es una realidad en otras economías del mundo, sin embargo, aquí en México creemos que el SAT podría tener en sus manos este detonante para que el sector financiero cuente con una evidencia confiable para su análisis de riesgo, de forma que el receptor de un CFDI reconoce la operación amparada en el comprobante, habilitando con ello que esa factura sea objeto de financiamiento.

Este modelo está operando en otras economías del mundo, donde está comprobado la potencialización que ha desarrolladoen las PYMEsy ha optimizadolos procesos de los grandes compradores, ojalá en algún momento del tiempo podamos ver cristalizado un modelo con estas características y aprovechemos los grandes beneficios que esto podría suponer.”