Nómina Digital


Por: Maria Fernanda Freyermuth - Reachcore




Dentro de las mejoras que el Servicio de Administración Tributaria ha vislumbrado como parte del proceso de modernización para el 2017 y 2018, se encuentra la nueva versión del Complemento de Nómina (versión 1.2), mejor conocido como Nómina Digital.


A través de su implementación, será posible recopilar información de calidad en este rubro, facilitando la interacción entre la autoridad fiscal y los contribuyentes, con beneficios inmediatos como la abrogación de la Declaración Informativa Múltiple de Sueldos y Salarios a partir del ejercicio 2017. Esto quiere decir que los patrones ya no estarán obligados a enviar dicha declaración en Febrero del 2018.

Las modificaciones para la Nómina Digital deberán ejecutarse en las plataformas tecnológicas de los empleadores, al mismo tiempo que se hará en los componentes de su Proveedor de Certificación de CFDI Autorizado (PCCFDI o PAC). Esta actualización permitirá que se ejecute de forma automática la validación de información de cada recibo de nómina, lo cual es relevante, dado que cada mes, alrededor de 1 millón de empresas generan aproximadamente 75 millones de recibos de nómina para 33 millones de trabajadores en México.

Hoy, nuevamente se demuestra que, el papel de los PCCFDI es crucial para los distintos sectores patronales del país, ya que estas empresas, capacitadas por el SAT, cuentan con el conocimiento necesario para orientar a sus clientes y poder definir la estrategia más adecuada en la implementación de estos cambios, ejerciendo su función de socio de negocio y consultor tecnológico.

Aun cuando la no adopción de la nueva Nómina Digital no tendrá sanciones por parte de la autoridad tributaria, es importante destacar que no será posible aplicar deducciones a los comprobantes que no contengan la información solicitada en la versión 1.2 del complemento de nómina, de acuerdo con las nuevas disposiciones fiscales. Solo cumpliendo con los nuevos requisitos se podrá hacer deducible el impuesto sobre la renta de la nómina laboral. Adicionalmente, los PCCFDI ya no podrán certificar los comprobantes que utilicen la versión 1.1 del complemento a partir del 1ro de Enero de 2017.

Si usted es un patrón, notará cambios en los siguientes escenarios: verificaciones manuales para garantizar la congruencia en los valores y resultados de los rubros (validaciones aritméticas automáticas en los distintos montos que componen el comprobante), emisión de recibos con RFC del trabajador incorrectos, escenarios ambiguos al emplear fondo de pensiones o fideicomisos, reportes de cantidades que no forman parte del ingreso del sueldo del empleado para no levantar una discrepancia fiscal, como viáticos o préstamos, y definición de sinónimos y abreviaturas debido al uso de nuevos catálogos homologados por la autoridad.