Crezcamos juntos


Por: SAT



Los contribuyente del Régimen de Incorporación Fiscal, cuando necesitan emitir facturas pueden utilizar el sistema Mis Cuentas, sólo requieren contraseña, la cual pueden obtener por internet.


La facilidad en el cumplimiento del pago de impuestos es un factor esencial para que los nuevos negocios se incorporen de inmediato a la formalidad en la esfera tributaria.

En México ha sido una demanda social de varios años que el sector informal se sume al formal y, como respuesta, a partir del 1 de enero entró en vigor el Régimen de Incorporación Fiscal, que el Servicio de Administración Tributaria ha dado a conocer como el esquema diseñado para que las personas que se inscriban tengan un régimen transitorio de cumplimiento de sus obligaciones, que vaya asociado a una madurez empresarial, a la madurez de su negocio y también como contribuyente.

A través del Régimen de Incorporación Fiscal, las personas físicas que tengan alguna actividad empresarial, que presten servicios o enajenen bienes, podrán cumplir sus obligaciones fiscales en un esquema sencillo. Ejemplo de estas actividades y servicios son las tiendas de abarrotes, papelerías, tortillerías, fondas, talleres mecánicos, por mencionar algunos.

El objetivo primordial es que todos los que hoy son informales pasen a la formalidad a través de facilidades e incentivos, pues en muchas ocasiones se encuentran en la informalidad por causas multifactoriales y lo que el Gobierno de la República desea es apoyarlos para que emprendan sus negocios.

Uno de los apoyos más importantes que tienen las personas de este régimen es el acceso a la seguridad social, pues pueden obtener y ofrecer a sus empleados seguro social, de desempleo, e incluirlos en el sistema de ahorro para el retiro. También pueden obtener crédito de vivienda, bancarios y de Nafinsa, para iniciar o hacer crecer sus negocios.

Otro de los incentivos es que no pagarán impuesto sobre la renta el primer año, ya que al ser un régimen de transición sus pagos serán graduales; por ejemplo, el segundo año solamente pagarán 10% de lo que les corresponde, el tercero 20% y así sucesivamente, de tal manera que en 10 años estarán pagando todos sus impuestos a cambio de los beneficios de la formalidad.

Para el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, el Servicio de Administración Tributaria puso a su disposición en su portal de internet, el sitio Crezcamos juntos, donde los contribuyentes reciben orientación, encuentran todas las herramientas que necesitan para sus trámites y conocen los beneficios del Régimen de Incorporación Fiscal.

Además, a partir de este año, el SAT también ofrece a los contribuyentes la aplicación Mis cuentas, a la que puede ingresarse desde cualquier explorador de internet y que los contribuyentes utilizan, principalmente, para dos funciones: generar facturas electrónicas y registrar sus ingresos y deducciones. Para ingresar solo requieren contraseña, la cual pueden obtener por internet.

Con esta aplicación, la facturación electrónica es más sencilla ya que anteriormente tenían que tramitarse las facturas con un impresor autorizado o, en su defecto, ingresar al Portal de internet del SAT para generar folios digitales y elaborar facturas impresas con código de barras.

Mis cuentas permite a los contribuyentes emitir una factura rápidamente con los impuestos desglosados, tan sólo con el RFC de su cliente y dedicarle unos minutos a su llenado. Esta aplicación simplifica y agiliza el registro de las operaciones de los contribuyentes del Régimen de Incorporación Fiscal.

Un beneficio adicional es que la facturación y registro de ingresos digital se utilizará para llenar la declaración de impuestos; así, los contribuyentes de este régimen pueden optar por ir vaciando su información en forma diaria, semanal, mensual o bimestral, según sus necesidades, con lo que la presentación de su declaración será muy rápida.