MÉXICO DIGITAL: Cifras de interés


Por: José Luis Ayala - DIVERZA



A lo largo de los últimos 20 años el fenómeno de la “digitalización” en México o quizá podría ser mejor citarlo como la “internalización” en México —por el nivel de penetración que esta plataforma ha tenido— ha pasado por un proceso de altibajos que no podría ser explicable sin la existencia de iniciativas de gobierno que de tanto en tanto lo han impulsado.


Mientras entre los años 1998 y 2000 se dio un crecimiento exponencial en materia de iniciativas de particulares, el sector público se aferraba a la cultura del papel, no obstante que en los “planes nacionales de desarrollo” se planteaban grandes iniciativas de digitalización como las licitaciones públicas, registro público de la propiedad y del comercio, firma electrónica, etc.

No es sino hasta los años 2004 a 2007 que el sector público —después de un necesario cambio en la legislación— impulsa un gran proyecto de digitalización que detonó el surgimiento de toda una industria, pasando de una especie de experimento a un modelo que hoy es referencia obligada para otros gobiernos: la factura electrónica.

Hoy en día, esa industria ha marcado de manera significativa el rumbo de las políticas públicas en materia de tributación digital y con ello percibe la apertura de un universo completo de nuevas oportunidades, mismas que de otra forma no habrían tenido posibilidad de materializarse.

El escenario es perfecto: apertura del sector público para la ejecución de iniciativas en unión del sector privado y suficiente penetración de las tecnologías de la información —y sus manifestaciones— en el sector privado. Para referencia las siguientes cifras.

Según la 11ª edición del Estudio sobre Hábitos de los Usuarios de Internet en México publicado por la AMIPCI, para finales de 2014 la población conectada a Internet alcanzó el 51%, que representan poco menos de 54 millones de personas —la falta de infraestructura y penetración era una de las razones por las que la factura electrónica no se impulsaba como obligatoria— y se espera que al final de este sexenio esa cifra alcance poco más de 66 millones de personas.

Otra cifra relevante es que el tiempo de exposición a internet ha pasado de 5 horas 36 minutos en el año 2013 a 6 horas 11 minutos a finales de 2014.

“México ocupa el lugar número 9 en materia de emprendimiento en América Latina”

Si consideramos estas cifras y hacemos una correlación apropiada con el número de emprendimientos tecnológicos que existen hoy en día la pregunta ya no es “¿será negocio?”, la pregunta debe ser más bien “¿Qué tan rápido insertamos nuestro propio emprendimiento a ese escenario?”.

La cifra de emprendedores en México pasó de poco más de 6 millones en el 2011 a poco más de 12 millones en 2015 y no obstante que aun hay mucho por hacer y por lograr —México ocupa el lugar número 9 en materia de emprendimiento en América Latina— lo cierto es que las cifras no pueden ser menos prometedoras… porque existe el talento, existe el interés y existe la apertura para que cualquier proyecto de digitalización sea viable, pero sobre todo, rentable.